Libros Relacionados

CONTAMINACION AMBIENTAL Y ZEOLITA

Suplemento mineral depurativo

¿Quin puede considerarse hoy da, exento de contaminacin ambiental? An quienes viven en lugares tericamente incontaminados, estn expuestos a una sumatoria de influencias txicas, en la mayora de los casos indetectables o insospechadas. Este informe, lejos de alentar la paranoia obsesiva y depresiva, aspira solamente a despertar consciencia sobre nuestro ambiente y a brindar alternativas para morigerar los efectos de la contaminacin sobre nuestra salud. No es cuestin de negar la realidad o ver todo perdido. Tenemos herramientas: basta reconocerlas y utilizarlas.

La industrializacin y los avances tecnolgicos en materia de sntesis qumica, han generado un grado tal de contaminacin, inimaginable dcadas atrs. Obviamente, la ciencia de la salud sigue considerando problemas “psicosomticos”, genticos o virales, a la mayora de la sintomatologa derivada de este agobio txico al que por primera vez se ve expuesto esta civilizacin.

Mucha gente, cientficos incluidos, nos tranquilizan con argumentos que conforman un folclore discursivo insostenible: “Para eso est nuestro depurador orgnico: el hgado”. “Los gobiernos nos protegen con leyes y controles”. “El aumento de cncer y degenerativas se debe a que vivimos ms”. “Siempre la ciencia encuentra soluciones para los problemas”. ¿Le suenan?

Si bien la contaminacin ambiental muestra antecedentes de vieja data (el caso del Imperio Romano y su contaminacin con las entonces revolucionarias cañeras de plomo) y naturales en ciertos casos (efectos de erupciones volcnicas o contaminacin de acuferos), hoy vivimos inmersos en una magnfica sopa qumica artificial. Y nuestro organismo se ve obligado a convivir y sobrevivir con semejante exposicin, intentando preservar la funcionalidad corprea.

EN CASA ESTAMOS SEGUROS?

Por una parte, estamos expuestos a fuentes cada vez ms virulentas e insospechadas. Emanaciones del trfico y los procesos industriales, agroqumicos y pesticidas de la agricultura intensiva, qumica de la extraccin de combustibles y minerales… parecen fuentes obvias, conocidas y “manejables”. Total, llegamos a casa, cerramos la puerta y ya estamos seguros ¿no? Pero lamentablemente all empieza otra parte del problema.

Aerosoles, agua de red, alfombras, asbestos, adhesivos, aglomerados, humo, acondicionadores de aire, combustibles, cloro, aislantes, monxido de carbono, pinturas, plsticos, plomo, insecticidas, productos de limpieza e higiene personal, cosmticos, solventes de lavandera, tintas, utensilios… son algunas de las fuentes contaminantes que nos esperan en el hogar. Sin contar que muchas de ellas van con nosotros durante el da, como los cosmticos o los materiales odontolgicos.

En su intento por aliviar la carga txica en los fluidos (sangre, linfa, lquido extracelular) el organismo deposita los contaminantes que no logra eliminar por las vas fisiolgicas (evacuaciones, orina, sudor, respiracin) en la estructura misma (grasa, msculos, tendones, huesos, vsceras). Segn refiere Brenda Watson en “Adis toxinas”, los ciudadanos de naciones industrializadas llevan en sus organismos una media de 700 sustancias qumicas sintticas, la mayora de las cuales an no han sido evaluadas a fondo.

Y EN EL VIENTRE MATERNO?

Los mitos cientficos se van derribando a medida que se realizan ms estudios. Siempre se pens que el cordn umbilical y la leche materna eran lugares seguros que protegan a la nueva vida. La deteccin en sangre del cordn umbilical de 287 compuestos industriales y contaminantes qumicos relacionados con toxicidad en el cerebro y el sistema nervioso, cncer, anomalas congnitas, retraso en el desarrollo y deficiencias inmunolgicas, fue solo un primer paso.

Luego se analiz el tero materno y tambin se hallaron pesticidas, insecticidas y metales pesados (entre 242 y 319 de los 430 compuestos txicos buscados), con lo cual es obvio que la acumulacin orgnica comienza antes del nacimiento y se prolonga durante toda la vida. Algo que debera servir de reflexin a las futuras madres, a fin de realizar un necesario proceso depurativo previo a la concepcin de una nueva vida.

CONTAMINANTES Y ORIGEN

Un ejemplo de la convivencia cotidiana con las sustancias txicas es el mercurio, metal pesado que se almacena en el msculo cardaco en concentracin 22.000 veces ms elevada que en la musculatura esqueltica. En el envejecimiento, la natural disminucin de masa muscular provoca liberacin de estos compuestos txicos hacia los fluidos corporales, sobrecargando la ya agobiada estructura depurativa.

Si bien este texto no puede abarcar toda la problemtica de la contaminacin, veamos al menos algunos de los metales txicos comunes y su fuente de origen, con la idea de estimular el estado de alerta y la prevencin:

Aluminio: anticidos, medicamentos, levaduras de repostera, utensilios de cocina, desodorantes, cosmticos, papel de cocina, lluvia cida, latas

Arsnico: agua de napas contaminadas, pesticidas, smog, humo de tabaco, combustin del carbn, protectores de madera, pigmentos en juguetes, cortinas y alfombras

Cadmio: tabaco, pilas, combustin vehicular, tinturas dentales, soldaduras, esmaltes cermicos, tefln, fungicidas, plsticos, agua de red, humo de cigarrillo, pinturas, utensilios, fertilizantes, alimentos

Cobre: utensilios de cocina, empastes y coronas dentales, insecticidas

Mercurio: amalgamas dentales, vacunas, medicamentos, pinturas, pesticidas, pescados, fluorescentes, cosmticos, fieltro, suavizantes de ropa, adhesivos, fungicidas

Nquel: coronas y endodoncias dentales, grasas hidrogenadas, bisutera, pilas, humo de tabaco, acero inoxidable

Platino: odontologa, escapes vehiculares

Plomo: pinturas, combustin vehicular, insecticidas, municiones, tinturas del cabello, agua de red, pilas, utensilios esmaltados, vidrios

A los metales txicos, debemos sumar el efecto de los contaminantes qumicos. Un ejemplo es el popular glifosato, herbicida asociado al cultivo de la soja y cuyos efectos nocivos sobre la salud (la Unin Europea lo clasifica como "peligroso para el medio ambiente" y "txico para los organismos acuticos") son muy conocidos.

El glifosato no solo contamina las napas de los acuferos (solo Argentina arroja anualmente 180 millones de litros al acufero Guaran) sino que aparece en el poroto de soja y sus derivados alimentarios (aceites, jugos, milanesas). Tal es as que la legislacin nacional debi modificarse, incrementando el nivel de glifosato tolerado en alimentos, que pas de permitir 0,2 ppm a 20 ppm, o sea 100 veces ms.

Se sabe que el glifosato acta inhibiendo la enzima responsable de la formacin de los aminocidos tirosina (precursor de las hormonas tiroideas), fenilalanina y triptfano (claves en la depresin, el insomnio y el cociente intelectual).

CONTAMINANTES Y EFECTOS

El colapso txico que genera la continua y elevada afluencia de metales pesados y qumicos contaminantes, se manifiesta en una abultada sintomatologa que abarca todos los aspectos de nuestra funcin corporal. Si bien existen modernas tcnicas de diagnstico preciso (como el mineralograma a travs de la espectrometra de muestras de cabello), tiene poco sentido perder tiempo y dinero en anlisis que en nada contribuyen a la solucin del problema.

Si advertimos sntomas como: acn, alergias, ansiedad, artritis, asma, mal humor, colesterol desordenado, tumores, colon irritable, depresin, desorden hormonal, diabetes, malfuncin intestinal y renal, falta de concentracin, migrañas, algias musculares y articulares, problemas cardiovasculares, fatiga crnica, inflamaciones, fibromialgia, caries, hiperactividad, sordera, hipertensin, tiroidismo, impotencia sexual, problemas reproductivos, aftas bucales, micosis, nauseas, olor corporal, problemas dermatolgicos, debilidad inmunolgica, lceras, gastritis, picores, insomnio, temblores, infecciones urinarias, aturdimiento, sobrepeso, meteorismo, irregularidad menstrual, pesadillas, digestin lenta, osteoporosis, piel seca, problemas nerviosos… es momento de ocuparse de la depuracin profunda.

MS CONTAMINACION, MENOS DEPURACION

Frente a la creciente exposicin txica, estamos viviendo un proceso tambin ascendente en cuanto a la disminucin de nuestra natural capacidad orgnica para procesar toxemia. La cndida es un constituyente orgnico que sirve de ejemplo, para ilustrar nuestro moderno desorden.

Parte fisiolgica de nuestra flora intestinal, la cndida albicans es una levadura que est presente en nuestro cuerpo poco despus de nacer y viven en armona con nosotros. Se encuentra en la piel y en los aparatos digestivo y genitourinario. Su funcin es absorber cierta cantidad de metales pesados para que no entren en la sangre, nos ayuda a degradar carbohidratos mal digeridos y, junto con las bacterias, mantienen nuestro equilibrio intestinal y de pH. La flora intestinal y el sistema inmunitario, mantienen a estas levaduras bajo control.

Cuando la cndida deja de estar bajo control, puede cambiar su anatoma y fisiologa. Esto quiere decir que puede dejar de ser una levadura y convertirse en un hongo (micelio mictico). Las cndidas son organismos dimrficos y pueden existir en estas dos formas. En su estado de levadura no es invasiva, mientras que en estado fngico produce rizoides (races muy largas) que perforan la mucosa intestinal. Esto causa una excesiva permeabilidad de la mucosa, permitiendo el paso a la sangre de sustancias (toxinas, contaminantes, alimentos mal digeridos) que pueden actuar como antgenos alterando severamente el sistema inmunitario.

Se sabe que las cndidas en su estado mictico (candidiasis) pueden producir 79 productos txicos, entre ellos el ms abundante es el acetaldehdo. Este contaminante qumico (tambin conocido como etanal o etanol oxidado) ha sido muy estudiado e incluso prohibido en ciertos usos industriales (pinturas, pegamentos, lacas) por su toxicidad en humanos. Sin embargo se lo encuentra como conservante en cosmticos y tambin es parte natural de metabolismo orgnico de los alcoholes, considerndoselo principal responsable de los sntomas de la resaca por la ingesta alcohlica.

Veamos algunos de los efectos negativos de esta sustancia qumica (el acetaldehdo) que genera la propia candidiasis en nuestro interior:

* Favorece la formacin de sustancias vasoactivas, como la adrenalina, produciendo sntomas como nerviosismo, pnico, miedo, taquicardias y sofocos.

* Interfiere con los receptores del la acetilcolina, importante para la memoria y el sistema nervioso.

* Produce histamina, y por lo tanto, inflamacin en cualquier parte del cuerpo.

* Bloquea enzimas metablicas, lo cual puede llevar a bloqueos en la formacin de neurotransmisores, por poner un ejemplo.

* Destruye la vitamina B6, la cual es importante para la proteccin de las membranas mucosas, el fortalecimiento del sistema inmunitario, el equilibrio del sistema hormonal y la produccin de cido clorhdrico y enzimas digestivas.

* Deprime el sistema inmunitario.

* Destruye el glutatin y la cistena, necesarios para desintoxicar el organismo.

* Reacciona con la dopamina, lo cual puede causar depresin, insomnio e incapacidad de respuesta ante el estrs.

NUTRICION Y CONTAMINACION

Por un lado esto tiene que ver con el empobrecimiento nutricional:

- menor consumo de fibra a causa de los procesos de refinacin industrial

- menor carga enzimtica y vitamnica a causa del elevado consumo de alimentos cocidos y conservados

- carencia de oligoelementos claves de la qumica depurativa a causa del empobrecimiento de los suelos agrcolas

- disminucin del consumo de sustancias quelantes (pectinas, alginatos) a causa de la modificacin de hbitos alimentarios en favor de comida artificializada

Por otra parte, hemos disminuido el trabajo depurativo, dejando de lado antiguas y eficientes prcticas de conservacin, como lavajes intestinales, purificacin heptica, limpieza renal, purificacin sangunea, desparasitado, ayunos, etc.

De all la importancia de los alimentos crudos y escasamente procesados. Frutas, hortalizas y semillas aportan mayor contenido de enzimas, vitaminas naturales, oligoelementos y fibra saludable.

Muchas sustancias presentes en alimentos naturales, ayudan a sobrellevar y morigerar el efecto de los contaminantes qumicos: el cido algnico (algas), el cido dipicolnico (miso), la pectina (cscara de frutas), el cido lctico (chucrut, kfir de agua, kimchi), el cido actico (vinagre), aminocidos quelantes de metales (cisteina, arginina, ornitina)…

De all que se considere al ajo y la cebolla como tiles para combatir contaminacin de plomo, mercurio y cadmio, o a las algas marinas como eficientes depuradores orgnicos. Tambin tienen destacados efectos descontaminantes, alimentos como perejil, cilantro, alcaucil, limn, todas las hojas verdes (por efecto de la clorofila), las crucferas en general (brcoli, repollo, coliflor), germinados de semillas y fermentados.

Sin dudas que mejorar nuestro esquema nutricional, adoptando ms alimentos vitalizantes y fisiolgicos (predominio de frutas, hortalizas y semillas activadas) y retomar el hbito de prcticas depurativas, nos ayudar a mitigar los efectos de la contaminacin ambiental.

Como nos ayudar tambin el uso de un mineral volcnico tan til como confiable, del cual nos ocuparemos a continuacin: la zeolita.

¿QU ES LA ZEOLITA?

Se trata de un mineral (clinoptilolita) de origen volcnico, formado naturalmente a partir de cenizas y agua de mar, que tambin se halla presente en los plegamientos andinos. Antiguamente era muy utilizado en Asia (China, Rusia, India) como suplemento natural para promover la salud y el bienestar orgnico. Actualmente tambin es muy usado a nivel industrial, para purificacin de agua y aire, como depurador en la industria alimentaria, para fertilizacin agrcola y como suplemento mineral en nutricin animal.

Su estructura cristalina est formada por tetraedros que dan lugar a una red tridimensional, en la cual cada tomo de oxgeno es compartido por dos tomos de silicio (tectosilicato). Estas estructuras forman jaulas o canales que permiten el movimiento interno de iones y molculas, convirtiendo a la zeolita en un verdadero tamizador molecular.

Imagen de la estructura molecular de la zeolita.

¿QU HACE LA ZEOLITA EN EL CUERPO?

En modo inocuo, la zeolita en solucin acuosa, permite liberar al organismo de metales pesados, toxinas y contaminantes de distintos orgenes.

La zeolita equilibra el pH orgnico, al evitar la dispersin de iones cidos y tiene un demostrado efecto antioxidante e inmunoestimulante. Se trata por tanto de un suplemento totalmente natural y no txico, ideal para uso seguro a largo plazo.

La particularidad de la zeolita es su carga elctrica negativa, con lo cual atrae metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, arsnico, etc) y toxinas, que habitualmente poseen carga positiva. La carga negativa tambin ayuda a la distribucin de minerales tiles (calcio, sodio, magnesio, fsforo) y del cido generado por los iones de hidrgeno (de all que se lo considere un buffer del pH o un tampn alcalino).

El poder quelante de la zeolita est basado en su capacidad de discriminar entre molculas tiles y txicas; se une fcilmente con los metales pesados y txicos (generalmente pequeños y elctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras tiles (ms grandes, livianas y con carga dbil). Esto explica que la zeolita pueda quelar molculas txicas como el arsnico (dimetro 1,8 ) y en cambio no acte sobre molculas de minerales tiles como el potasio (dimetro 2,8 ). Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias txicas abandona rpidamente el organismo, sin dejar señas.

Siendo la zeolita un aluminosilicato, vale aclarar que sus molculas de aluminio estn rodeadas por tomos de oxgeno, por lo cual no pueden pasar al organismo (aluminio no intercambiable) y en cambio pueden absorber molculas de aluminio txico presente en el cuerpo.

La zeolita es un compuesto altamente estable, no siendo afectado por el calor o el fro.

¿CMO SE UTILIZA LA ZEOLITA?

Proceso depurativo enrgico: 10 gotas (hasta 15 en casos de intoxicacin severa), 3 veces al da, durante 4 a 6 semanas.

Mantenimiento depurativo: 3 a 5 gotas (en niños basta un par de gotas), 3 veces al da.

Recomendaciones: Disolver las gotas en lquidos o jugos. Es compatible con los alimentos, no siendo necesario alejar su ingesta de las comidas. No dejar pasar ms de 6/7 horas entre cada toma.

Previo al consumo, agitar enrgicamente la solucin, pues tiende a sedimentar con facilidad.

Mientras se consume zeolita, mantener una buena hidratacin, consumiendo adecuada cantidad de frutas y hortalizas, bebiendo bastante lquido y realizando otras prcticas depurativas complementarias (limpieza de rganos, desparasitado, depuracin con vegetales, ayunos frutales, nutricin vitalizante).

Contraindicaciones: No utilizar cuando se consumen frmacos que contienen metales como litio o platino, ya que sern quelados por la zeolita. Esta capacidad quelante (arrastre de material txico) hace que la zeolita pueda interferir con la quimioterapia convencional.

Efectos secundarios: Puede generar deshidratacin leve, a raz de la mayor demanda de agua en el proceso qumico de limpieza, lo cual se neutraliza con adecuada hidratacin. Algunas personas, con alta carga txica en el organismo, pueden experimentar ligeras nauseas, que remiten rpidamente.